Uso de Guantes de Plástico Desechables

¿Realmente son necesarios los guantes de plástico desechables en tiempos de coronavirus? Aquí te lo explicamos.

Vamos a abrir la caja de pandora en tiempos de coronavirus. Digo esto porque voy a hablar de un tema que estas semanas está siendo muy poco mencionado y que creo que debería serlo por el abuso y mal uso que se está haciendo.

Me refiero al uso de guantes desechables de manera casual.
Esto es un punto que ya hemos mencionado en los posts en los que damos pistas sobre cómo reducir el plástico en estos tiempos. Bien, pues los guantes son un punto importante.

Los guantes actúan como una segunda capa. Esto es muy útil en procedimientos hospitalarios y en entornos no sanitarios como pueden ser, estos días, centros de belleza, peluquerías y bares y restaurantes. Son útiles porque están limpios y, con ellos, vamos a manipular.
Esto no es extrapolable al mundo cotidiano. Estoy deduciendo que la gente se pone los guantes con la confianza de poder así actuar sin otras medidas de seguridad en lo que al contacto se refiere. Me explico. No sirve de nada ponerte guantes e ir tocando, desde que abres la puerta de tu casa hasta que llegas al súper, superficies y objetos contaminados, como se consideran, por ejemplo las llaves, el botón del ascensor, los pomos de las puertas, dinero, el carro de la compra… si después de toquetear todo esto, vas y coges las verduras y las frutas con tus buenos guantes confiando plenamente en que esto es lo correcto, estás totalmente equivocado. En este caso, los guantes estarían bien colocados JUSTO ANTES de entrar en el supermercado o tienda para RETIRARLOS DESPUÉS. Por lo tanto, cuando sigo que podemos prescindir de ellos, me refiero a que es lo mismo usar guantes en la tienda que desinfectarte las manos justo antes de entrar.

Otro punto a tener en cuenta es que los guantes no se pueden reutilizar. Me da igual si los laváis con lejía o con oro líquido, es una guarrada ponerte unos guantes, lavarlos después para colgarlos para que se sequen bien y así volverlos a usar al día siguiente. Es como ensuciarte las manos de nuevo. NO SIRVE, NO ES RECOMENDABLE.


Y ya lo que me parece el colmo es la gente que, después de darse la vuelta con los guantes, se encienden un pitillo o salen del supermercado comiéndose las patatas fritas o un bollo con los guantes puestos. Podéis fumar, comer, saltar, lo que queráis, pero quiero poneros en aviso de que, haciéndolo de esta manera, está mal hecho y ponéis en riesgo vuestra salud.

Por esto mismo, yo abogo por un lavado de manos frecuente y compulsivo. En casi todas las tiendas hay geles hidroalcóholicos a la entrada. Haced uso de ellos y dejaos de gastar en guantes y de reutilizarlos después. Hay mejores alternativas.

Deja una respuesta

0 Shares
Copy link
Powered by Social Snap