Pero, ¿qué cosas están hechas de plástico?

Pero bueno, alternativos, nos hemos tirado de lleno al mar y todavía no hemos especificado lo más importante: El Plástico, y eso, ¿dónde está?

Coged asiento. Porque os vais a caer de culo.

Cuando hablamos de plástico pensamos en las botellas, los vasos de plástico, los platos… si, todo eso que compramos para un cumple, para ir de picnic, etc. (id corriendo YA a ver el apartado de “reviews” para que seáis conscientes de las alternativas). No obstante, el plástico se encuentra en muchos productos que nunca imaginarías.

Por cierto, algo curioso que me parece contaros es que los plásticos, como ya he dicho, contienen bisfenoles. El más común es el bisfenol A o BPA. En Estados Unidos existe la FDA, Food and Drug Administration, en spanish, la Agencia de Comida y Medicamentos. Seguro que os suena de Breaking Bad, el cuñado del “prota” que dedicaba sus amplios conocimientos en química para fabricar “meta” como si no hubiera un mañana. Bueno, pues esta agencia, consciente de que el los bisfenoles alteran nuestro sistema hormonal, no los consideran dañinos para la salud. Llamativo que menos, ¿no? Viniendo el país “ejemplo” en el mundo.

Bolsitas de te: Ante la duda, siempre, controlando el terreno, quemad. Repito, controlando lo que se quema. ¿Para qué quemar? Para confirmar si ese material es biodegradable o no. Lamentablemente, las bolsitas que contienen el te, no se descomponen, no se vuelven ceniza. La razón se resume en que contienen plástico. Añadimos a esto que, los plásticos cuando se ven sometidos a altas temperaturas, como el agua hirviendo donde se introducen estas bolsitas, aumentan su sensibilidad para liberar toxinas.

Cups o vasos para llevar café: Diréis, es de cartón. Exacto. Pero, ¿podrías llevar tu café en una caja de zapatos? Claro que no. Ya que estas tazas están recubiertas de un film plástico para evitar que el cartón se impregne del líquido que contienen y así se eche a perder el vaso entero. Y son eternas, estas tazas. Si no, compruébalo en la primera página de nuestra ”Guía para iniciarte en el mundo libre de plásticos”. Viven años. Por lo tanto, piénsatelo dos veces a la hora de pedir un café para llevar.

Pastas de dientes, cosméticos y productos de limpieza: Quizá no veáis los plásticos a gran escala ya que estos compuestos contienen elevadas dosis de microplásticos. ¿Conocéis los ftalatos? Son químicos empleados como plastificadores. Alteran gravemente el sistema endocrino. Hablaremos sobre ellos en otro post.

Tickets de la compra: Contienen plásticos que nos permiten ver su superficie más brillante. Obviamente, el motivo por el cual se añade este componente es para aumentar su durabilidad.

 

¿Te impresiona lo leído?Han introducido los plásticos en muchos de nuestros usos del día a día.

Deja un comentario

0 Shares
Copy link
Powered by Social Snap