La vuelta al cole sin plástico

Hola alternativos,

Qué bien que la gran mayoría de los pequeños ya están de vuelta en sus rutinas. ¡Creemos que los que más lo agradecen son sus padres y madres!

Bueno, al final, todos necesitamos rutina.

Vamos a hablar en este mini-post  sobre unos trucos que hemos ideado para volver al cole de la manera más sostenible posible.

Hemos decidido redactar este post porque son muchos los gastos y muchas las compras que se hacen en este mes de septiembre. Muchas compras que pueden ser sustituidas por un solo producto que dure el curso entero. Algunos de ellos ya habrás oído hablar.

¿ No se te ocurre ninguno? ¡Aquí te los contamos!

  1. Adiós al papel film y papel de plata.

Apostemos por los envoltorios ecológicos. Si por el contrario no te gusta el tacto de este producto tienes la opción de la marca Boc ‘n’ roll. Esta empresa fabrica envoltorios reutilizables para bocadillos o piezas de fruta.

  • Estuches de algodón.

Tendemos a usar estuches de plástico para así tener cada año uno nuevo, si se puede, claro. Pero el mismo modelo de estuche puede ser encontrado en algodón el cual aguantará más y, en caso de tener que tirarlo por viejo, sabemos que no hará daño allá donde vaya. El único inconveniente es que hay que lavarlo pero, ¿desde cuando fue esto un problema?

  • Cuadernos de papel reciclado.

Pudiendo elegir nos vamos al papel reciclado y a aquellos cuadernos que no tienen arandelas ni tapas de plástico.

  • ¿Forrar los libros?

Este punto se está convirtiendo en un tema que genera controversia. Forrar cada año los libros de los chavales supone un gasto enorme de plástico que va a terminar en la basura después de cumplir su función. No es que esta función sea una mera tontería pero la cantidad de plástico que se genera, es una gran barbaridad. Por este hecho, ofrecemos alternativas al uso de plástico a la hora de forrar los libros escolares garantizando la durabilidad y la protección de unos libros que queremos que duren años.

  • Usar papel de periódico o revistas.

No olvides, este papel es biodegradable y lo tienes fácilmente disponible en tiendas de manualidades, librerías, oficinas de correos, imprentas…Pregunta en las tiendas locales o en los sitios de trabajo si tienen algún papel que ya no necesitan o quieren.Trata de crear “fundas con solapas” para poder meter los libros, y así no tengas que usar cinta adhesiva.

  • Usar papel de arroz.
  • Utilizar una tela fina.

Corta la tela aproximadamente 2.5″/5cm más grande que el libro.

Dobla los bordes sobrantes hacia la cubierta interna.

Mantén la tela en su sitio con alfileres o imperdibles.Prueba si queda bien ajustada. El forro no debe evitar que el libro se cierre bien, ni tampoco debe quedar abultado por el exceso de tela. Ajusta hasta que tanto la apariencia como la funcionalidad del forro sea la adecuada.

Recorta el área alrededor de la lomo del libro para que se puede forrar bien el libro. También recorta cualquier tela en exceso que haya. Dentro de la cubierta del libro, no debe haber un exceso de tela, esto con el fin de lograr que el grosor del libro sea parejo.

Cose el forro. Usa un poco de cola para pegar las esquina del libro al cartón después de coser la tela, si el libro es tuyo; si el libro es prestado no lo hagas, el forro de tela se mantendrá en su sitio, si manejas el libro con cuidado. Dale el mejor acabado que puedas.

Si tienes que devolver el libro, quita la tela. Puede volver a ser re-utilizada o utilizarse en la composta, dependiendo de sus orígenes.

Esperemos que todo esto os sirva de gran ayuda.

Deja un comentario

4 Shares
Copy link
Powered by Social Snap