Copa Menstrual ecológica

¡Hola, hola, alternativos!

¿Qué tal vais con vuestros cambios para evitar los plásticos? Nosotros estamos viendo que cada vez se une más gente a nuestra web y esto nos pone muy contentos.

Os agradecemos que visitéis nuestra página web y que toméis nuestros consejos como guía en este camino. Aprovechamos para añadir que, si tuvierais cualquier duda o sugerencia, no dudéis en poneros en contacto con nosotros para tratar sobre el tema.

Hoy vamos a centrarnos en un asunto de mujeres. Con esto no quiero decir que los hombres queden excluidos. Para nada, eso nunca. No obstante, ya adelanto, que nos adentraremos en el mundo de la menstruación. Dividiremos esta parcela en dos partes; copa menstrual y compresas de tela. En este post abordaremos las temidas, pero cada vez más conocidas, copas menstruales.

Puede que ya hayáis escuchado al listo de turno decir “los productos de higiene femenina son unos de los que más plásticos generan”. Bien es cierto que, hace años, nuestras madre y abuelas usaron el conocido “paño de tela”. Esto no era más que una tela que acomodaban de la manera en que podían a la braga para así hacer las veces de una compresa. No se generaban residuos, eso es así. Sin embargo, el hecho de que el camino de la menstruación haya evolucionado a lo que hoy conocemos como los tampones o compresas, no es asunto nuestro. Me explico: independientemente de que seas hombre o mujer, en cuestión de evitar el plástico, seguro que alguien ha replicado tus nuevas acciones con el pretexto de “son las grandes empresas las que tienen que cambiar esta realidad. Ellos son los que generan plástico”. Eso es una verdad como un templo. Es cierto que ellos tienen la sartén por el mango y son ellos los que de un plumazo podrían cambiar el plástico por otros productos como el cristal, cartón, papel u otros sucedáneos que sean mas sostenibles. Pero claro, eso sería complicarse, sería caro, mucho enguero. El consumidor no puede hacer otra sino resignarse a aceptar lo que el vendedor genere. No obstante, nosotros opinamos que el consumidor tiene mucho que decir a la hora de hacer la compra. Si los vendedores notan la bajada en las ventas de determinados productos que están envueltos y requete-envueltos seguro que ponen manos en pared para evitar que todo termine en un gran colapso. Esta fue una de las causas que nos llevó a crear esta web. Con este proyecto puedes tener más ideas sobre las posibles alternativas al uso de plásticos. Y así tener palabra como consumidor a la hora de comprar.

Volviendo al maravilloso mundo de la menstruación, claro, nosotras hace años no teníamos opción más allá de los tampones y las compresas. Esto era la panacea. Por dios, te puedes bañar cuando tienes la regla. Y de hecho no hay que negarlo, lo fue. Fue una panacea. Pero una panacea cara y sucia. Muy económica para los que la producen, pero nada limpia.

Y señoras y señoritas, ya tenemos opciones, alternativas. Así que comencemos con la copa menstrual.

Ay, por dios, la regla…¡qué coñazo! Y vaya engorrosas que resultan estas alternativas al plástico. Sobre todo esa copa. Cuando logras meterte ese aparato, estás más pendiente de esté bien colocado y, cuando ya ha pasado un tiempo razonable y has confirmado que estaba bien puesto, ¡te la tienes que retirar para vaciarla! Chorra, ¿y qué hago ahora con todo ese mondongo?

Traaanquila, no hiperventiles. Es todo mucho más fácil de lo que parece. Lo único que se necesita, como todo en la vida, es tiempo.

A continuación voy a mostrar una tabla con las ventajas e inconvenientes más comunes al uso de la copa menstrual. Con esto espero afianzar los pros y rebatir los contras.

VENTAJAS INCONVENIENTES
Sostenible Incómoda en sitios públicos
Económica Esterilizarla
Saludable Colocación
Reduce mal olor Uso de manos
  Posible manchado

Las ventajas están claras y son de peso.

Pasemos pues, a hablar de los inconvenientes. El punto de esterilizar la cosa es pan comido. Sólo necesitas una pequeña tartera para poder llenarla de agua y echar la copa cuando el agua rompa a hervir. Yo soy más partidaria de esterilizar la copa en en fuego o en la vitrocerámica. No me gusta el microondas en general pero sí que existen unos recipientes donde puedes verter agua, meter la copa, y dejarlo que se caliente durante unos minutos para que el agua se caliente. Igualmente, si nos vamos a la montaña o a algún lugar donde no tengamos acceso a electrodomésticos, existen unas pastillas que esterilizan la copa también. Estas funcionan echando agua a un vaso, metiendo la copa, echando la pastilla y dejándola unos minutos. No es nada complicado como podéis ver. No es un punto que pueda ser un inconveniente por todo el esfuerzo que nos cuesta. Sabemos que una vida sin plásticos no es tan cómoda como “el usar y tirar” pero estamos dispuestos a invertir nuestro tiempo si así limpiamos los mares.

¿Incómoda en sitios públicos? Este punto va de la mano junto con el de la colocación. Y es que es aquí donde reside el truco. Vas a tardar tiempo en aprender a colocarla. Bueno, quizá no tanto. Lo que quiero decir es que no has de desesperar si manchas los primeros días porque no la colocaste bien. Seguro que hay miles de fuentes en internet donde puedes chequear cómo colocarla. De momento, aquí te dejamos esta foto que, a mi juicio, lo resume y explica muy bien. El resto es toooodo práctica.

El uso de las manos. Claro, esto es de cajón, podríamos decir. Para cualquier hazaña que incumba manipular la “bajera” todas y todos sabemos que hay que hacerlo lo más limpio posible. El único inconveniente que puedo encontrar es que en los lugares públicos no encuentres jabón para lavarte las manos. No has de más que echar un botecito al bolso en tu “kit de regla”, si lo tienes, y listo.

Una vez explicados estos puntos, me gustaría comentar los materiales que se usan para fabricar las copas menstruales.

Silicona quirúrgica: Es un material seguro y biocompatible que puede entrar en contacto con tu cuerpo ya que no te va a causar ningún tipo de reacción como alergias o inflamaciones. La silicona mantiene la temperatura corporal y es firme pero suave. Las principales marcas europeas de copas menstruales trabajan con silicona quirúrgica.

Látex: Material ecológico, se extrae de la corteza del arbol hevea, de gran resistencia y tacto suave muy adaptable al cuerpo. Es útil por ser elástico, no deja pasar el aire, evita la humedad, es bactericida y muy higiénico. En algunas personas, la proteína que se encuentra en el caucho puede provocar una reacción alérgica, reacción que puede variar desde el simple estornudo hasta el choque anafiláctico.

TPE (elastómeros termoplásticos) o Plástico quirúrgico: Es un material reciclable, desarrollado especialmente para productos ultrasensibles como tetinas de biberones o catéteres médicos y que por su composición evita cualquier reacción alérgica.

Interesante, ¿verdad? ¡Pasemos entonces a hablar lo que hay en el mercado!

Copa Menstrua Melunal, La Maleta Roja

Esta copa es la primera que yo he tenido y la única.

Esta hecha de TPE. Reciclable. Estoy muy contenta con ella y os voy a explicar por qué. La marca las oferta en varias tallas. Su color es blanco. A mi no me molesta ver la sangre y por ello, no necesito que la copa sea de un color en particular.

La misma marca ofrece un vaso esterilizador, como el que os he hablado antes, para así esterilizarla en el microondas.

Es ligera, maleable y cuenta con algo que a mi me parece esencial en una copa; un reborde o saliente, digamos, al final de la copa que permite su fácil agarre a la hora de retirarla. Esto es importante porque hay otras copas donde, el pitorro con el que termina la copa, es liso y de forma cilíndrica. Esto, junto con nuestro propios humores corporales, impide que podamos tirar bien de la copa hacia fuera porque se resbala entre nuestro dedos. Así que, ojo cuidado, y tened en cuenta este punto.

La copa viene con una bolsita de tela que se puede usar para guardarla o para transportarla de un lugar a otro.

No me parece excesivamente cara. Su precio gira en torno alrededor de 26 euros.

Tengamos en cuenta algo, los precios de las copas son estos: de 25 a 30 euros. Todo lo que sea menor, no resultará.

0 Shares
Copy link
Powered by Social Snap